Agrietada la política exterior de EEUU

Por: Fernando G. Mercado Fuertes

Foto por: Tahani Abdullah || تهاني...

Foto por: Tahani Abdullah || تهاني…

Según el artículo The End of Hypocrisy de los autores Henry Farrell y Martha Finnemore, le llegó el fin a la hipocresía de la política exterior de los Estados Unidos. Esto se debe a la nueva ola de filtraciones de documentos secretos que llegan al foro público. Los autores plantean que el verdadero peligro de las filtraciones no es que hayan traído información nueva sino que ‘socavan la habilidad de Washington para actuar de manera hipócrita y salirse con la suya’. Y el fin de ello, según el artículo, es que posiblemente Estados Unidos se verá obligado a ‘practicar lo que predica’ cuando no pueda negar las disparidades evidentes entre el discurso público y sus acciones secretas.

Quizás esa tesis se ponga a prueba en los próximos meses.  Los efectos de las filtraciones han comenzado a causar actos concretos por parte de algunos gobiernos aliados ya que ven, como una falta de legitimidad, las actuaciones de los Estados Unidos. Vemos que Alemania y Brasil se unieron para promover una Resolución General de Las Naciones Unidas respecto al derecho a la privacidad en la Internet. Incluso la Canciller de Alemania, Angela Merkel se comunicó con el Presidente Barack Obama, frustrada con las noticias de que su teléfono hubiera sido objeto de monitoreo. Por otra parte, los americanos alegan que dichas prácticas  son comunes entre todos los países. Lo cierto, pese a todo, es que los efectos se están haciendo sentir en varios países, desde problemas de corrupción traídos a la luz pública, hasta el resultado de elecciones.

La extensión del daño y el impacto en la política exterior de Estados Unidos y otros países está aún por verse. Algunos analistas americanos entienden que, meramente, tomará tiempo en sanar las relaciones; otros están preocupados ante las acciones que puedan tomar países aliados. Todo ello, a lo menos, parece señalar el punto de partida del artículo de Farrell y Finnemore: que la hipocresía estatal al quedar desenmascarada conlleva consecuencias adversas para la política exterior.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s