Apuntes de Derecho Internacional: ¿Qué es la Corte Africana de Derechos Humanos y de los Pueblos?

La Corte Africana de Derechos Humanos y de los Pueblos pertenece al complejo de instituciones regionales en defensa de los derechos humanos en el continente africano, conocidas como el “Sistema Africano”. La creación de esta Corte responde a distintos intereses humanitarios reconocidos desde el establecimiento de la Organización para la Unidad Africana (OUA) en 1963, la cual fue reemplazada en el 2002 por la Unión Africana (UA). Esta organización, en sus orígenes, tuvo como objetivo principal la erradicación del colonialismo en la región.

En 1981, luego de años de luchas, se adoptó la Carta Africana sobre los Derechos Humanos y de los Pueblos o “Carta Banjul”, la cual reconoce los derechos, deberes y libertades de los pueblos africanos. Junto a la Carta se estableció, tras su entrada en vigor en 1988, la Comisión Africana de Derechos Humanos y de los Pueblos. Este organismo cuasi-judicial tiene como función la concienciación sobre derechos humanos mediante una activa investigación de posibles violaciones. Ante la Comisión se pueden presentar “querellas” (complaints), mediante los cuales se aleguen violaciones de derechos humanos. Dichas “querellas” deben cumplir con dos requisitos: (1) agotar todos los remedios locales y (2) estipular un lenguaje no hostil y no insultante. Finalmente, tras los esfuerzos de organizaciones no-gubernamentales (ONGs), se adoptó en 1998 el Protocolo a la Carta, el cual creó la Corte Africana de Derechos Humanos y de los Pueblos.

Compuesta por once (11) jueces o comisionados, nominados a su vez por los Estados Miembros de la AU, la Corte solo tiene jurisdicción para atender controversias presentada por los Estados que hayan ratificado el Protocolo. Hasta el año 2011, estos han sido solo veintiséis (26) de los cincuenta y cuatro (54) Estados Miembros. Además, la Corte puede considerar casos y disputas que surjan de la interpretación y aplicación de la Carta, el Protocolo y cualquier otro tratado sobre derechos humanos ratificado por los Estados concernientes. Similar a otras cortes internacionales, la Corte Africana puede rendir opiniones consultivas sobre temas dentro de su jurisdicción y puede promocionar transacciones de casos pendientes.

En cuanto al acceso a la Corte, solo pueden presentar recursos las siguientes instituciones: (1) la Comisión; (2) los Estados Miembros que hayan expuesto “querellas” ante la Comisión; (3) aquellos Estados Miembros que respondan a dichas “querellas”; (4) los Estados Miembros cuyos ciudadanos hayan sido víctimas de una violación de derechos humanos; y (5) organizaciones africanas intergubernamentales. Existe la posibilidad de que un individuo pueda acceder a la Corte directamente, pero solo si el Estado Miembro de donde dicho ciudadano es residente emite una declaración afirmativa permitiéndolo, según dispone el Protocolo.

El único caso que la Corte ha resuelto, hasta el momento, es el caso Yogogombaye v. Senegal. El mismo trató sobre la persecución contra el antiguo dictador de Chad, Hissène Habré, quien fue acusado por actos de tortura y crímenes contra la humanidad, y giró en torno a si Michelot Yogogombaye, un chadiano residente en Suiza, podía directamente llevar el caso contra Senegal ante la Corte por violaciones de ciertos artículos de la Carta Africana de Derechos Humanos y de la Persona. La Corte decidió no atender la controversia bajo fundamentos de falta de jurisdicción, lo cual provocó una serie de críticas a la decisión que arrojan luz sobre los problemas estructurales y generales del sistema, como por ejemplo: (1) el alto número de Estados africanos que aun no han ratificado el Protocolo; (2) los pocos Estados que han permitido que individuos puedan presentar directamente causas de acciones ante la Corte; y (3) los procedimientos no confiables disponibles para llegar a la Corte.

A método de conclusión, cabe resaltar que la Corte Africana de Derechos Humanos y de los Pueblos se fusionará con la ratificada, pero aun no establecida, Corte Africana de Justicia (y de Derechos Humanos). Esta nueva Corte estará encargada de atender disputas interestatales sobre la integración económica y política de la región. En términos prácticos, la Corte Africana de Justicia consistirá de dos “secciones” separadas, una para asuntos generales de justicia, y otra para derechos humanos. La incorporación de ambas Cortes todavía no se ha llevado a cabo.

Preparado por: Carlos F. Ramos Hernández

Referencias:

(1) African Commission on Human and Peoples’ Rights, http://www.achpr.org/ (última visita 14 de abril de 2015).

(2) Frans Viljoen, African Court on Human and Peoples’ Rights (ACtHPR), Max Planck Encyclopedia of Public International Law  http://opil.ouplaw.com/view/10.1093/law:epil/9780199231690/law-9780199231690-e6?rskey=h3xwk7&result=3&prd=EPIL (última visita 14 de abrl de 2015).

(3) Sistema Africano, Organización de los Estados Americanos, http://www.oas.org/es/cidh/expresion/jurisprudencia/sistema_africano.asp (última visita 14 de abril de 2015).

(4) Carta Africana sobre los Derechos Humanos y de los Pueblos (1981) http://www.acnur.org/t3/fileadmin/scripts/doc.php?file=t3/fileadmin/Documentos/BDL/2002/1297 (última visita 14 de abril de 2015).

(5) Yogogombaye v. Senegal, ACtHPR (15 December 2009) (2010) 49 ILM 850.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s