Irán firma: ¿ahora qué?

noticia paul-iranus

Futureatlas.com

El domingo 24 de noviembre, los representantes de Estados Unidos, Alemania, Francia, el Reino Unido, Rusia, China e Irán llegaron a un acuerdo temporero sobre las actividades de enriquecimiento de uranio llevadas a cabo por Irán. El acuerdo, concluido después de cuatro días de negociaciones directas en Ginebra, Suiza, le pone un freno temporal al programa de enriquecimiento de uranio de Irán a cambio del levantamiento de alrededor de $7 billones en sanciones económicas. El propósito de este acuerdo, desde el punto de vista de los poderes occidentales, es frenar o dificultar el proceso de enriquecimiento con vistas a un acuerdo permanente en el futuro.

Entre otras cosas, Irán se obliga a destruir sus reservas de uranio enriquecido a más de 20%. Además, Irán se compromete a abrirles las puertas de sus complejos de procesamiento a investigadores de la Organización Internacional de Energía Atómica.

Reacciones y Preocupaciones

Aunque el acuerdo ha sido recibido con optimismo por el Presidente Barack Obama y el liderato iraní, varios actores importantes han expresado su oposición. El presidente de Irán, Hassan Rouhani, elogió el acuerdo como una señal de respeto de parte de los poderes mundiales. Sin embargo, el Primer Ministro de Israel, Benjamín Netanyahu, lo catalogó como un “error histórico”. El senador por el estado de Nueva York, Charles Schumer, expresó su antipatía al acuerdo, asegurando que mantendrá viva su propuesta para imponer sanciones adicionales en el caso de incumplimiento por parte de Irán.

Un “derecho” a enriquecer

Gran parte de la semana pasada fue dedicada a resolver un tranque entre Irán y Estados Unidos respecto al posible derecho de Irán para enriquecer uranio. Ambos países son signatarios del Tratado sobre la No-Proliferación de las Armas Nucleares. El artículo IV, par. 1 del Tratado reza así: “Nada de lo dispuesto en este Tratado se interpretará en el sentido de afectar el derecho inalienable de todas las Partes en el Tratado de desarrollar la investigación, la producción y la utilización de la energía nuclear con fines pacíficos . . . .” Irán sostiene que esto le confiere un derecho. Estados Unidos argumenta que no se crea ningún derecho ejecutable. Cual sea la interpretación correcta, consideraciones políticas subyacen está disputa legal, ya que la confirmación de este derecho le daría una ventaja a Irán en las negociaciones. El texto final del acuerdo no incluye mención explícita del derecho. Para un análisis sobre este tema, vea el artículo de Kevin Jon Heller en OpinioJuris.

Enlace al acuerdo.

Para más detalles sobre el acuerdo y sus especificaciones, vea aquí y aquí.

Para una sinopsis del acuerdo temporero hecho por el departamento de Estado de EE.UU. puede ver el siguiente enlace. 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s